Preguntas frecuentes


No. La introducción de las agujas normalmente no es dolorosa, debido a que las agujas que se usan son muy finas, y los pacientes generalmente refieren una sensación mínima de corrimiento ó adormecimiento instantánea. La intensidad de sensibilidad varía de cada persona, del punto que se trate, de la técnica de estimulación y de la experiencia del médico.

No existe ningún riesgo, debido a que las agujas son estériles, hechas de acero inoxidable, y son selladas individualmente. No hay ningún caso descrito en toda la literatura médica de infecciones o contagios producidos por tratamiento de acupuntura realizados por médico acupunturista.

En realidad no existen ningún riesgo y/o efectos secundarios de la acupuntura, sin embargo, una mala técnica, usar puntos prohibidos, mala elección de los puntos, profundidad errónea en la inserción de agujas, etc. puede provocar malestar o incluso la muerte de paciente, por lo tanto, un médico con una formación académica adecuada en acupuntura china puede evitar todo esto, haciendo una terapia efectiva y segura para los pacientes. 

Sí. En China, los padres prefieren acupuntura china que los medicamentos en el tratamiento de sus hijos pequeños ya que no causa efectos secundarios a los niños que se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo. Las enfermedades, como orina con frecuencia, convulsiones, dolor de cabeza, asma, poliomielitis, etc, si se trata estas enfermedades a temprana edad, hay muy buenos resultados.

Esto depende de varios factores tales como la severidad, duración y la naturaleza de su tratamiento. Para enfermedades agudas tan solo una o dos sesiones pueden ser suficientes. Para las molestias crónicas se requiere más tiempo, pero generalmente se nota mejoría al poco tiempo de comenzar el tratamiento. Recuerde que el proceso de enfermarse lleva algún tiempo y la curación igual. 

Las agujas generalmente permanecen puestas en el paciente entre 20 ó 30 minutos y una vez pasado este tiempo, esas agujas se retiran. Sin embargo, cada caso es diferente, por lo que el tiempo varía de acuerdo a la consideración del médico al momento de la valoración al paciente.

No, no las contraindica en absoluto, cada vez hay más médicos de diversas especialidades que conocen las recomendaciones remitidas por la Organización Mundial de la Salud referente a la acupuntura china, que reconocen su efectividad y la recomienda en sus propios pacientes. 

La función principal de la Acupuntura es restablecer la función alterada del cuerpo humano, por lo que después de que se haya corregido el problema con un tratamiento acupuntural completa, no hay efecto de rebote. Sin embargo, la suspensión en la mitad del tratamiento, predispone que la enfermedad prosiga.


Haciendo una licencia literaria y en aras de una fácil comprensión a esta terapia milenaria, se puede decir que las agujas produce una reacción en el organismo, de forma que (dependiente de la técnica, el conocimiento y la experiencia del médico acupunturista) el organismo segregará una serie de sustancias (endorfinas, neurotransmisores, hormonas, etc.) que serán las que realmente produzcan el efecto y combatir las enfermedades.

Claro que sí. Todos sabemos que cuando una mujer está embarazada está expuestas a muchos factores nocivos tanto para ella como para el bebé, tales como, intoxicaciones alimenticia, falta de oxigenación o vitaminas, rayos X, algún medicamentos, etc.


Pero que tal, sí se enferma la mujer durante su embarazo, como le podemos ayudar? Por ejemplo, se enferma de gripa, tiene tos, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, nausea excesiva, vomito, anorexia, faringitis, dolor en la espalda baja, dolor de piernas, estreñimiento etc, que son fácil de tratamiento en mujeres no embarazadas, sin embargo, en mujeres embarazadas representan un alto riesgo por el estado fisiológico que se encuentra. Y eso es precisamente otra ventaja de la terapia acupuntural, por su eficiencia y sobre todo como no hay introducción de sustancia al cuerpo de las pacientes, por lo tanto no hay ningún efecto secundario nocivo tanto para el bebé como para la mamá.

Ante esa ventaja, muchas mujeres escogen inteligentemente la acupuntura china como su primer tratamiento favorito, sin embargo, hay que aclarar que en las mujeres embarazadas, hay algunos puntos acupunturales que no se puede estimular, y esto es el conocimiento académico de los médicos acupunturistas.