Anti-envejecimiento


Anti-envejecimiento

En el tratamiento anti-envejecimiento con Acupuntura, se enhebra el pliegue de la arruga, colocando la aguja a poca profundidad. De esta manera la aguja va fabricando una cicatriz. En lugar de inyectar colágeno, que es un tejido conectivo externo, esa cicatriz, que es imperceptible, se retrae y levanta el nuevo tejido.

Con la Acupuntura se trabaja sobre las capas mas profundas de la piel, enhebrando el pliegue de la arruga y permitiendo que se retraiga el nuevo tejido.

Es menos efectiva en las pieles más castigadas por el paso del tiempo -candidatas a la cirugía estética-, aunque en estos casos también es un excelente tratamiento pre-operatorio, para dejar la piel en las mejores condiciones, y post-operatorio, para recuperarla del trauma quirúrgico en la cara.

El resultado depende de la edad y del estado de la piel. Como antes se empiece, más conservada estará la piel y mejores serán los resultados tanto a largo como a corto plazo.