Convulsiones infantiles


Convulsiones infantiles

Las convulsiones se definen como un fenómeno paroxístico (brusco y violento), ocasional, involuntario que puede inducir a alteración de la conciencia, movimientos anormales o fenómenos autonómicos tales como cianosis o bradicardia y obedece a una descarga neuronal anormal en el sistema nervioso central (SNC).

Un niño puede experimentar una o muchas convulsiones. Aunque la causa exacta aún se desconoce, las más comunes se producen debido a los siguientes factores: traumatismos durante el parto, problemas congénitos (de nacimiento), fiebre, desequilibrios químicos o metabólicos del cuerpo, infecciones, problemas neurológicos o medicamentos.

Al mismo caso que en los adultos, la Acupuntura proporciona efectos muy alentadores en convulsiones infantiles por diversas etiologías, consolidando como un método terapéutico muy beneficioso para los niños que la padece, y muchas veces sin la necesidad de cirugía.