Cáncer


Cáncer

El Cáncer es un término genérico para un grupo de más de 100 enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo. Otros términos utilizados son neoplasias y tumores malignos. Una de las características que define el cáncer es la generación rápida de células anormales que crecen más allá de sus límites normales y pueden invadir zonas adyacentes del organismo o diseminarse a otros órganos en un proceso que da lugar a la formación de las llamadas metástasis.

El cáncer es la principal causa de mortalidad a nivel mundial. Se le atribuyen 7,9 millones de defunciones (o aproximadamente el 13% de las defunciones mundiales) ocurridas en 2007. Los tipos de cáncer más frecuentes a nivel mundial (ordenados según el número de defunciones mundiales) son los siguientes:

Entre hombres: de pulmón, estómago, hígado, colon-recto, esófago y próstata.

Entre mujeres: de mama, pulmón, estómago, colon-recto y cuello uterino.

El consumo de tabaco, el consumo de alcohol, la ingesta insuficiente de frutas y hortalizas, las infecciones por virus de la hepatitis B, de la hepatitis C y por virus del papiloma humano son los principales factores de riesgo de cáncer en los países de ingresos bajos y medianos. El cáncer cervicouterino causado por VPH es una de las principales causas de defunción por cáncer entre las mujeres en países de bajos ingresos.

En los países de ingresos elevados, el consumo de tabaco y alcohol, el exceso de peso y la obesidad son causas muy importantes de cáncer.

Hoy por hoy existe un gran número de estudios que demuestra la efectividad de la Acupuntura en el tratamiento de Cáncer. Un estudio presentado en el congreso de los cincuenta años de la American Society for Therapeutic Radiology and Oncology, que llegó la conclusión basándose en 47 casos de mujeres que atravesaban un tratamiento contra el cáncer, se demostró que la Acupuntura tiene una efectividad mayor que las drogas que suelen suministrarse a pacientes en esta situación.

Los asteroides o drogas antidepresivas que se les proporcionan a los pacientes tienen un sinnúmero de efectos secundarios, como bien son el desgano, las náuseas, la constipación o la fatiga. Estudiando los casos de estas 47 mujeres tratadas con Acupuntura se percibió que estos efectos secundarios no se manifestaban en un tratamiento de Acupuntura.

Si bien es cierto que la Acupuntura no cura el cáncer, pero si puede prevenir el cáncer o retardar su aparición, y mejora de manera significativa la calidad de vida de los pacientes que la padecen.